lunes, 5 de noviembre de 2018

Katmandú

Me parece una ciudad increíble, no doy crédito a lo que veo. Uno sale a caminar por sus calles y queda impresionado de la actividad que hay. Me desplazo hacia La plaza Durbar y casi no se puede caminar pienso, pero no sé cómo llegan a entenderse peatones, motos y coches; el caso es que no se oyen voces ni se encuentra uno con accidentes ni golpes, en definitiva que para mí a la vista de todo tienen una Autogestión increíble.















No hay comentarios:

Publicar un comentario